Muchas veces oímos hablar de la motivación. Escuchamos frases como “me falta motivación en el trabajo“, “hoy me encuentro realmente motivado para…”. Otras similares también.
De esto podemos concluir, sin dar mayores rodeos, que atribuimos a la motivación el papel de ser uno de los principales motores a la hora de realizar alguna tarea, como ir al gimnasio, estudiar, limpiar la casa, etc.
Pero ¿Qué es la motivación?
De manera breve podemos decir que es aquello que determina en parte las acciones de una persona.
Y como lo que somos se compone en gran medida de nuestras acciones, aquí dejo algunos tips para mejorar nuestra motivación al momento de poner en marcha algún plan o mantenernos firmes:

motivation-1634875_960_720

1 – Ten en claro cual es tu objetivo

Para motivarse es importante saber con exactitud qué quieres lograr. Habitualmente las personas pierden la motivación cuando cumplen sus obligaciones por costumbre o fuerza mayor. Esto sucede por ejemplo cuando vamos a trabajar sólo porque sin el sueldo no podríamos subsistir.

2 – Anótalos

Este punto esta relacionado con el anterior. Puedes escribir tus objetivos en un papel, o en el celular; es recomendable hacerlo en un lugar en donde sea fácil acceder o estén a la vista. De esta manera nos aseguramos de que no sean vagos o imprecisos. Además podemos hacer el ejercicio de leerlos diariamente para recordar por qué hacemos lo que hacemos y ayudarnos a no desviarnos del camino.

3 – Plantea objetivos alcanzables

Cuando nos fijamos objetivos, muchas veces cometemos el error de elegir algunos que no son posibles de alcanzar, o que no es posible hacerlo en el plazo que queremos.
Esto puede hacer que, llegado el momento, nos demos cuenta de que no logramos el resultado esperado y nos desmotivemos. Por eso es importante no sólo tener en claro a donde queremos llegar sino que efectivamente podamos hacerlo. Eso pasa muy seguido a la hora de estudiar, por poner un ejemplo.

4 – Fija pequeñas metas a corto plazo

Existe una cuestión relacionada con el punto anterior, es que si el objetivo que nos proponemos alcanzar requiere más tiempo del esperado o simplemente se trata de algo que conseguiremos a largo plazo, es posible que antes de que esto ocurra comencemos a motivarnos por no ver de manera mas o menos pronta alguna recompensa por nuestro esfuerzo.
Podemos salvar esta dificultad poniéndonos metas a corto plazo que constituyan algo necesario para nuestro objetivo final. De esta manera podremos no sólo sentirnos satisfechos por estos estos pequeños logros, sino que los mismos nos recordarán por qué nos estamos esforzando y que estamos un paso mas cerca de obtener lo que queremos.

5 – Rodeate de las personas indicadas

Rodeate siempre de gente que este dispuesta a alentarte y, en todo caso a ayudarte a cumplir tus sueños. Si tienes amigos o familiares que te dicen habitualmente que estás perdiendo el tiempo, que tratan de lograr que dejes de hacer lo que te apasiona o de que pases el tiempo haciendo las mismas actividades que ellos llevan, lo mejor y, aunque suene duro es alejarte de ellos y cambiar de entorno. Si te rodeas de personas con tus mismas pasiones la motivación de multiplica.

Con esto ya tenemos algunos aspectos para replantearnos y comenzar a motivarnos.

Hasta la próxima entrada.


3 commentarios

​Cómo vencer la pereza en 3 pasos | Tu versión sin límites · 6 enero, 2017 a las 11:45

[…] Esto no es grave, sino que muchas veces es beneficioso cambiar los planes cuando consideramos que debemos hacer algo más importante. Sin embargo, lo que muchas veces nos pasa es que la postergación se da por causas diferentes a la planificación más conveniente y, llegado el nuevo momento programado para hacerla, otra vez la postergamos.  Por ejemplo, podemos procrastinar por falta de motivación. Si quieres consejos para motivarte puede lee este artículo. […]

​Cómo vencer la pereza en 3 pasos – Tu Versión Sin Límites · 19 febrero, 2017 a las 05:46

[…] Esto no es grave, sino que muchas veces es beneficioso cambiar los planes cuando consideramos que debemos hacer algo más importante. Sin embargo, lo que muchas veces nos pasa es que la postergación se da por causas diferentes a la planificación más conveniente y, llegado el nuevo momento programado para hacerla, otra vez la postergamos. Por ejemplo, podemos procrastinar por falta de motivación. Si quieres consejos para motivarte lee este artículo. […]

Cómo Cambiar Tu Vida: Claves para comenzar | Tu Versión Sin Límites · 14 marzo, 2017 a las 00:27

[…] ¿Necesitas motivarte? Empieza por aquí […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Autoestima

Entendiendo la zona de confort

¿Tu zona de confort te está impidiendo avanzar? ¿O te sientes tan cómodo que cuando se presenta la oportunidad prefieres seguir como estás? ¿Te faltan ganas de aprender cosas nuevas? ¿Te parece inconveniente cada cambio Leer más…