Proactividad: revisa cómo hablas

¿Alguna vez han pensado que, a diferencia de otros, no tienen suerte en la vida?
Probablemente la pregunta que deberíamos hacernos es otra:

¿Qué estamos haciendo para cambiar nuestra suerte?

Lo que nos lleva al tema de esta entrada: proactividad.

img_20170126_183030.jpg

Es una palabra muy usada. Sin embargo me encuentro a menudo a personas que no saben lo que significa. Le atribuyen distintos sentidos porque la palabra “les suena”.

¿Qué es la proactividad?

Es la actitud de una persona de asumir el control de su conducta de manera activa, dando prevalencia a las propias elecciones sobre las circunstancias del entorno.

Lo opuesto es una persona reactiva, que sólo reacciona ante un estímulo externo.

Veamos un ejemplo, una simple situación cotidiana.
Salimos de casa para ir a la facultad. Llegamos a la parada del colectivo y esperamos, pero el vehículo que pasa a esa hora lo hace lleno de personas y no se detiene. Llegamos tarde. El profesor nos llama la atención. Esto se convierte en algo habitual y corremos el riesgo de perder la materia. ¿Qué hacemos? Es obvio que culpamos a la empresa de transporte. O por lo menos, eso hace una persona reactiva.

¿Cómo sabes si eres proactivo o reactivo?

Hay una manera fácil: prestar atención al lenguaje que usamos.

Persona reactiva

No entreno porque no tengo tiempo.

Persona proactiva

¿Cómo optimizo mi tiempo para entrenar?

 

Persona reactiva

Mi jefe no escucha mis ideas.

Persona proactiva

¿De qué manera puedo plantear ideas interesantes para mi jefe?

 

Persona reactiva

No puedo cambiar mi automóvil por los elevados precios.

Persona proactiva

¿De qué manera puedo obtener mayor ingreso de dinero o podría financiar un automóvil?

 

Persona reactiva

No puedo conseguir trabajo porque no tengo estudios.

Persona proactiva

¿Cómo y en que podría formarme que me permita mayores posibilidades de empleo?

Como podemos ver, una persona proactiva toma el mando de su vida. En vez de dejar que la realidad determine su suerte, analiza y toma una decisión para transformar esa realidad. Y precisamente eso es lo importante que debes llevarte de este simple y corto texto.

Al final siempre tenemos opciones para elegir. Y siempre podemos crear nuevas opciones.

¿Qué estás dispuesto a hacer para transformar tu vida?

¡Hasta la próxima entrada!

2 ideas en “Proactividad: revisa cómo hablas

  1. Pingback:Cómo Cambiar Tu Vida: Claves para comenzar | Tu Versión Sin Límites

  2. Pingback:Cómo ser más feliz: la sonrisa y sus beneficios | Tu Versión Sin Límites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *