Cómo ser asertivo: 5 tips para comenzar

¿A veces tienes ganas de expresar lo que sientes, pero no puedes hacerlo porque sabes que esto no sera bien recibido por la otra persona?

Es comprensible que no quieras sonar agresivo. Pero tampoco puedes contener todo el tiempo tus emociones sin expresarlas. La solución es simple: sé asertivo.

La asertividad

Algunos estarán familiarizados con esta palabra. Otros se estarán preguntando qué significa.
La asertividad consiste en expresar tu punto de vista y defender tus derechos al mismo tiempo que respetas los de los demás.
¿Parece difícil? Un poco. O por lo menos así suena. Estamos programados para reaccionar de dos maneras ante una situación detectada como peligrosa: atacar o huir. En el fondo somos animales, y en el mundo animal, ante el peligro la respuesta debe ser rápida. Se enciende una alarma que te indica que ataques o escapes. Lo mismo ocurre en las relaciones interpersonales, cuando los bienes que sufren el peligro de ser dañados son otros. Por ejemplo, tu autoestima, autoridad, etc.
Para empeorar las cosas, lo que nos enseñan tiende a concentrarse en los extremos. O no debemos quedarnos callados porque lo contrario sería una falta de respeto. O debemos agredir a la otra persona para que no nos pisotee.
¿Sólo atacar o huir? En realidad hay otra opción y es de la que veninos hablando: ser asertivo.
¿Y qué es lo difícil de ser asertivo? El cambio. Sí. Pasar de no serlo a serlo. Para las personas los cambios son complicados, no sólo porque por una cuestión de seguridad evitamos el peligro de esta forma. También porque nuestro entorno se alimenta de este deseo y se transforma en un sistema que tiende a mantener el estado de cosas actual. Entonces, como todo cambio, tiene su dificultad. Y habrá ocasiones en las que puedes cometer el fallo y reaccionar sin asertividad (de hecho lo he cometido hace unos días, generando una situación en la que la pasé realmente mal). Pero para aprovechar las ventajas de comunicarte de manera asertiva (principalmente dar a conocer tu punto de vista sin afectar de manera negativa tu relación con los demás), deberás estar dispuesto a salir de tu zona de confort. Si quieres entender de qué se trata la zona de confort te interesará el siguiente artículo.
Dado lo difícil que a primera vista parece ser, a continuación te doy unos consejos para que comiences a ser asertivo. Y te aclaro desde este momento que esto es sólo el comienzo.

¿Cómo comenzar a ser asertivo?

1-Olvídate de la supuesta cordialidad que te fue enseñada, que no es lo mismo que decirte que te olvides de la cordialidad.
Contrariamente a lo que muchos creen, decir lo que piensas no es una falta de respeto. Cuando algo te satisface, te hace sentir bien o te hace feliz, tiendes a expresarlo. De la misma manera tienes derecho a expresar cuando no estas de acuerdo con algo. O cuando alguna situación te resulta perjudicial.
Expresa lo que sientes cuando tengas la necesidad.
2-Recuerda que ser asertivo requiere que no te dejas manejar por tus emociones. Significa no ser pasivo, pero tampoco pasar a la agresividad. Y lo que queremos es expresar nuestro punto de vista respetuosamente. Lo contrario puede traer cosecuencias no deseables, como dije anteriormente.
Controla tu temperamento.
3-Ten en cuenta que cuando decides expresar lo que sientes lo haces con una finalidad en mente. Por ejemplo, puede ser que quieras que una situación cambie o que otra persona desista de una conducta que te resulta molesta. El objetivo no es ganar una discusión ni ofender. Mucho menos iniciar una pelea.
Ten presente el objetivo.
4-Muchas veces, aunque intentemos ser respetuosos, y posiblemente por esta tendencia a reaccionar agresiva o pasivamente, expresamos nuestra opinión por el otro. Saca esa idea de tu cabeza. Lo único que lograrás será que aquél se ponga a la defensiva. En su lugar, concéntrate en expresar tu parecer acerca de la situación que te molesta, pero nunca en emitir un juicio directamente contra la persona.
Emite juicios sobre los hechos, no sobre la persona.
5-Ser agresivo no sólo significa insultar o levantar el tono de voz. Podemos serlo de otras maneras. Una de ellas es restándole valor a las opiniones ajenas en favor de la tuya, que consideras la verdad. Recuerda que lo que percibes como molesto, puede no ser percibido de la misma manera por los demás. Por lo que deberías aclarar que lo que expresas son tus sentimientos, tus emociones. En difinitiva, tu punto de vista.
Manifiesta tu punto de vista, no una verdad absoluta.
Debido a la relación que hay con estos temas te recomiendo los siguientes artículos que te enseñarán cómo afrontar las críticas y cómo tratar con personas negativas.

Entonces, para resumir:

1-Expresa lo que sientes cuando tengas la necesidad.
2-Controla tu temperamento.
3-Ten presente el objetivo.
4-Emite juicios sobre los hechos, no sobre la persona.
5-Manifiesta tu punto de vista, no una verdad absoluta.

Ya te enseñé qué es la asertividad y cuáles son los principales aspectos de tu conducta a tener en cuenta. ¿Qué esperas para ponerla en práctica?
Si te gustó compártelo, y dale like en las redes sociales. No olvides suscribirte para recibir notificaciones y contenido exclusivo.
¡Hasta la próxima entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *