Cómo Cambiar Tu Vida: Claves para comenzar

Puede que estés interesado en comenzar a cambiar tu calidad de vida. Que hayas decido a apreciar las situaciones que te toca vivir con un enfoque completamente diferente. Incluso cambiar muchas de esas situaciones. En definitiva, lo que buscas es tu desarrollo personal.

Aspectos clave del desarrollo personal

Primero aclaremos a que se refiere este concepto.

El desarrollo personal es un proceso en el cual el individuo cambia una serie de actitudes y adquiere unas habilidades que le permitirán tener una mejor calidad de vida.

Si empiezas en este camino, hay algunos aspectos muy importantes. En ellos deberás invertir gran parte de tus esfuerzos, por lo que te será útil saber desde el primer momento qué significan. Por lo tanto, para ayudarte con esto, dejo una breve explicación de cada uno.

Motivación

Cuando comienzas a hacer algo, la energía que te empuja a querer lograrlo es la motivación. Puede venir del exterior, por medio de premios, incentivos, etc. Pero también puede venir de tu interior, como de tener ganas de superarte a ti mismo, o querer lograr la excelencia.

A la primera le llamamos extrínseca; a la segunda, intrínseca. La motivación debe ser constante para lograr el cambio que te propones.

Autoestima

Las personas buscan, incluso cuando no se dan cuenta, el bienestar personal. Y en esta búsqueda establecen metas. La autoestima es algo que puede ayudarte a salir adelante en tu vida o puede convertirse en un obstáculo que muchas veces pasará desapercibido, impidiéndote lograr lo que quieres sin que te des cuenta. Se trata del aprecio y valor que tenemos por nuestra persona y que debe estar en balance con el valor que les damos a los demás. Si es demasiado bajo impactará negativamente, impidiendo que nos animemos a determinadas acciones, nos echemos la culpa de situaciones de las que no somos responsables, o nos preocupemos demasiado por otras personas, dejando de lado nuestro bienestar. Si el valor que nos damos es demasiado alto respecto de los demás, tendremos dificultades para establecer buenas relaciones debido a la incapacidad de ponernos en el lugar de otros y de entender lo que sienten y lo que quieren.

Valórate lo suficiente para saber que te mereces lo mejor.

Proactividad

Cuando te toca enfrentar una determinada situación, puedes no estar preparado y responder con los recursos que tengas en ese momento. Puede afectarte emocionalmente el simple hecho de vivirlas o, peor que ello, puede que no logres dar con la solución. Puede parecer mala suerte, pero la verdad es que en muchas ocasiones no te adelantaste a los problemas, sino que solo reaccionaste una vez que se generaron. En definitiva, no fuiste proactivo. La proactividad es una actitud y consiste en tomar el control de tu vida., dando mayor importancia a las elecciones que haces que a las circunstancias del entorno. Recuerda que más que la suerte son tus elecciones las que te permitirán cambiar o no.

Zona de confort

El principal problema de las personas que quieren comenzar a cambiar su vida es que no han comenzado cambiarla. Suena complicado, pero no lo es. Animarse al cambio es el primer paso. Pero tendemos a mantenernos en la zona de confort, es decir en ese estado mental en que nos sentimos cómodos. Pero si te mantienes siempre allí, te perderás de todas las oportunidades de crecer y la satisfacción de aprender.

Hábitos

A veces queremos comenzar con alguna tarea o un cambio en nuestra vida. Y recurres a tu fuerza de voluntad. Sin embargo, esta se agita rápidamente, por lo que no podemos depender de ella para mantener en el tiempo nuestra nueva conducta. En este caso debemos transformar esta conducta en un hábito, es decir un comportamiento que se repite en el tiempo y que no requiere uso de razón para llevarlo adelante. Es algo que hacemos casi de manera automática y que hará que el esfuerzo sea mucho menor.

Autoconfianza

A veces no te sientes seguro de poder lograr algo. Sientes que tus capacidades no son suficientes. Es decir, te falta autoconfianza, la cual consiste en tener la convicción que de que puedes conseguir tus objetivos.

Si realmente quieres cambiar tu vida necesitarás creer que puedes. Necesitaras tener confianza en ti mismo.

Procrastinación

Muchas veces sabes que debes hacer algo o te veras perjudicado. Sin embargo lo dejas para más adelante y comienzas a hacer otras cosas. Estas procrastinando, es decir retrasando la atención de determinadas situaciones por la de otras que causan placer inmediato pero menos importantes. En el momento no parece grave, pero a la larga te darás cuenta de que no aquello causo que no cumplieras con lo que te habías propuesto. Entonces, deja de procrastinar y comienza a cambiar ya.

Prestando atención a estos conceptos clave, eres capaz de entender los aspectos en los que deberás concentrarte.

Aquí te dejo links a artículos que te servirán:

¿Necesitas motivarte? Empieza por aquí

​¿Autoconfianza? Mejora tu postura

Proactividad: revisa cómo hablas

​Baja autoestima: consejos para mejorarla

Cómo vencer la pereza en 3 pasos

Entendiendo la zona de confort

Por último, me queda algo importante por decirte. Si quieres cambiar algo de ti, debes creer que puedes. Porque la realidad es que puedes. Deja de repetirte frases como “no puedo”, “yo soy así”, “cada uno lo procesa a su manera”. Todo, o casi todo, se puede hacer de otra manera.

Recuerda:

“Quien quiere, puede. Quien no, pone excusas.”

Si te sirvió dale like y comparte en las redes sociales.

¡Hasta la próxima entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *