Rueda de la vida: herramienta para conocerte y buscar la felicidad

Es muy probable que alguna vez hayas sentido que no estás en donde querés.

Te parece que todo te sale mal. Hay varias situaciones que necesitan ser resueltas y no sabés por cuál empezar. Querés dar el primer paso pero no tenés idea hacia dónde o cómo. Solamente sabés que tiene que ser ya.

Si es así, prestá atención a lo que sigue porque te traigo una herramienta simple para orientarte bastante.

Satisfaccion

Por qué empezar por la rueda de la vida

Ya sabés que es momento de mejorar. Solamente falta analizar cuál es el próximo paso que tenés que dar. Simple. ¿O no? Dejame hacerte otra pregunta: ¿Cómo vas a decidir qué paso vas a dar si no sabés en qué dirección? Las personas tienen que enfrentar diferentes problemas o situaciones en su vida. No sos la excepción y ahora voy a advertirte algo. Mejor olvidá los elaborados planes para abarcar todo y dar con numerosas soluciones para cada aspecto de tu vida. Sé realista. No lo hiciste hasta este momento porque no era tan fácil. ¿Qué te hace pensar que es posible hacer todo junto? Es como estudiar tres libros para un examen el último día. Mejor empezar a buscar la mejor manera de equilibrar tu vida.

Para eso precisamente te va a servir hacer tu rueda de la vida.

Qué es la rueda de la vida

La rueda de la vida es una herramienta de auto análisis. En realidad prefiero decir que es una herramienta de autoconocimiento. Y me refiero con esto a esa cosa que las personas esquivan constantemente. Y esto se debe a que muchas veces puede no ser es tan divertido hurgar en tu interior. O ver que tan insatisfecho satisfecho te sentís con distintas áreas de tu vida. Sin embargo es necesario que lo hagas para poder plantear correctamente tus metas y objetivos y, como no, pasar a la acción.

Cómo se confecciona tu rueda

Lo primero que vas a hacer es tomar hoja y lápiz (o lo que sirva para dibujar) y trazar un círculo, que luego vas a dividir en varias secciones que representarán una a una las áreas de tu vida que consideres importantes o significativas. Para eso es útil, aunque no necesario, que antes tengas hecha una lista. Como dije, no es necesario, ya que es posible decidirlo en el mismo paso del dibujo.

Las distintas áreas

Probablemente te estés preguntando qué áreas debes usar. Y la respuesta es simple: aquéllas que consideres relevantes. En definitiva, lo importante es lo que es valioso para vos. Además no importa el nombre, sino el significado que le des a cada una. Por ejemplo, mientras considerás que “familia” implica padres, hermanos, esposa e hijos, para otra persona puede significar sólo los dos últimos.

Para ayudar a aclararlo más abajo te dejo algunas como ejemplo:

  • Familia
  • Salud
  • Finanzas
  • Formación y desarrollo personal
  • Trabajo
  • Ocio

Confección de la rueda

Es hora de poner manos a la obra. Podríamos llamarlo “manos a la obra I”. Lo que sigue es fácil: dividir la rueda en tantas secciones como áreas de tu vida tengas en la lista y colocarle nombre a cada una.

Ahora pensá detenidamente qué tan satisfecho estás con cada una de estas áreas en una escala del 0 al 10. A continuación representá el puntaje con un arco dentro de cada sección.

Por último, remarcá y uní los arcos.

Te quedará una “rueda” más pequeña. Es seguro que no será circular, y esto es útil para visualizar rápidamente qué aspectos tu vida están más desequilibrados.

Rueda de la vida

Acá van algunas preguntas que podrían ayudarte a entender lo que debes hacer con las distintas porciones de la rueda.

Familia

¿Quiénes conforman tu concepto de familia? ¿La relación con ellos es buena? ¿Existe la confianza? ¿Cómo es la comunicación?

Salud

¿Te enfermás seguido? ¿Tenés alguna enfermedad crónica? ¿Te estás sintiendo bien? ¿Tenés un peso saludable?

Finanzas

¿Te alcanza el dinero para cubrir tus necesidades básicas? ¿Te alcanza para todo el mes? ¿Podés darte con los gustos que quisieras? ¿Tenés en mente alguna actividad que requiera más dinero?

Formación y desarrollo personal

¿Sentís que estás creciendo? ¿Qué habilidades tenés? ¿Cuáles querés? ¿Estás invirtiendo en desarrollarlas?

Trabajo

¿Estás contento con tu trabajo? ¿Es el trabajo que te gustaría hacer? ¿Cómo son el ambiento y tus relaciones laborales?

Ocio

¿Dedicás tiempo a divertirte? ¿Salís con amigos? ¿Te estás privando de alguna actividad? ¿Pasás el tiempo dedicado a obligaciones?

Pasá a la acción

Ahora que es posible detectar en la rueda aquellos ámbitos con los que estás menos satisfecho, es el momento de empezar a trabajar o “manos a la obra II”.

Por muchas cosas que detectes con la rueda de la vida o cualquier otra herramienta, tu vida no va a cambiar a no ser que hagas algo. Como siempre digo, nadie lo va a hacer en tu lugar. Así lo que ahora te toca es dejar de juntar moho en el sillón y empezar a moverte por lo que querés.

Lucha inteligente

Mejor esperá un poco. Porque tampoco va a ser muy productivo hacer cualquier cosa como un loco. Así que acá van unos tips a tener en cuenta:

Pensá en qué es lo que querés que cambie en determinada área para estar más satisfecho.

Planteá un objetivo a cumplir.

Elaborá el plan de acción. Te recomiendo que en este punto tengas en cuenta el post “FODA personal: Qué es, para qué sirve y cómo hacerlo“.

No escatimes en preguntas como te enseño en este post.

Tratá de mantener un nivel alto de motivación. Acá te dejo algunas ayudas.

Concentrate en el área que más impacto tendrá en tu vida en general, incluso si no es a la que menor puntaje le diste.

Otros tipos de rueda

Ahora sabés usar esta herramienta para ayudarte a detectar puntos a mejorar, estar más satisfecho y llevar una vida más equilibrada. Pero su uso no se agota ahí. Sino que te puede servir para analizar cada área de manera más detallada.

Algunos ejemplos de rueda que podrías hacer:

  • Rueda de la vida familiar
  • Rueda de la vida en el trabajo
  • Rueda de la vida en roles que te toca cumplir
  • Rueda de liderazgo

Prácticamente podés hacerlo de lo que se te ocurra. Lo importante es que sea significativo.

Resumen

  1. Confeccioná el listado de áreas de tu vida
  2. Dibujá una rueda dividida en esas áreas y dales nombre
  3. Marcá con  un arco tu grado de satisfacción con cada una y uní los arcos.
  4. Pensá y actuá.

Ya tenés en la rueda de la vida una simple pero poderosa herramienta que puede ayudarte mucho. Sólo te queda empezar a usarla y moverte. ¿Qué esperás?

Si te gustó tenés a tu disposición unos hermosos botones para compartir con otras personas para que también les sirva.

¡Hasta la próxima!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *